¿QUÉ EXPORTAR A CHINA DESPUÉS DE UN MUNDO POST COVID-19?

El mundo sigue, a pesar del gran embate que ha tenido la economía a nivel mundial a causa del COVID-19, el comercio internacional continuará. Las cadenas de suministros seguirán atravesando múltiples países. Y en medio de todo esto, la población mundial continuará creciendo, y las ciudades que ya están densamente pobladas se volverán aún más densas. Vivimos en un mundo irrevocablemente globalizado. 

Se nos presenta en esta ocasión una extraordinaria oportunidad de revisar líneas de producción, acuerdos comerciales y la decisión de con qué países nos conviene afianzar relaciones. Con el enigma que siempre me ha generado China, aunado a que este país representa un mercado de más de 1,400 millones de personas y que cada vez se acerca más a ser la primera potencia mundial, ya que es el segundo mayor importador del mundo. ¿Quién no quisiera afianzar su relación con ellos? ¿Pero como hacerle? ¿Cómo conseguir este objetivo? ¿Qué exportar a China y quién me puede ayudar a conseguir este objetivo?

Para poder entablar relaciones con esta cultura tan diferente, pero a la vez tan similar y poder entender sus necesidades y analizar nichos de mercado con oportunidad para exportar, te recomendamos jamás hacerlo solo. Siempre estar acompañados de un aliado, quien te ayudará entre otros temas en la traducción del idioma, comprensión de su legislación, análisis de factibilidad del negocio, y relaciones públicas con administraciones gubernamentales, así como entes académicos y empresariales en dicho país. Es por esto que el contratarnos podría ayudarte enormemente a simplificar tiempo y recursos, facilitándote enormemente esfuerzos en investigación y trabajo operativo, los cuales podrían llegar a ser sumamente frustrantes, y si no lo sabes aterrizar adecuadamente o no cuentas con el “know how” preciso, incluso pueden traducirse en una pesadilla o hasta en un fracaso.

Analizando los sectores que tendrán mayor crecimiento en un mundo Post-Covid encontramos que uno de ellos es la agricultura, en especial frutas y verduras frescas. Áreas que debido a la situación geográfica de México tenemos ventaja competitiva sobre muchos otros países.

Mientras la cultura china busca comer saludable y requiere de mayor número de verduras y frutas en su dieta, México es rico en cosechar frutas y verduras de alta calidad, pero consume poco, existiendo una merma real entre lo producido versus lo consumido. En México, la mayoría de los mexicanos no compran los productos que el campo mexicano genera. Por lo que esta merma pudiera eliminarse si exportamos más productos agrícolas al continente asiático.

México así podría beneficiarse enormemente de la exportación a China de productos como aguacate, frijol, jitomate, nopal, ejote, jícama, chayote, huitlacoche, agave, flor de calabaza, entre otros. Por lo que, si eres productor o estas cerca de cadenas productivas agrícolas de dicha naturaleza, siempre te recomendaremos nos busques para platicar de esta potencial y, con mucha precisión también podría decir exponencial, idea de negocio.

@GamboaSofia

Comenta