IMPORTAR TECNOLOGÍA DE CHINA EN ÉPOCAS DE COMPLEJIDADES: COVID-19

Decía el escritor italiano Alessandro Baricco en relación al Coronavirus que “al no conocer de tecnología se suele hablar mal de ella, pero es lo que nos ha permitido estos días salvar vidas y ser una comunidad unida”. Esto lo podemos corroborar en países que han dado pasos adelante de esta crisis humanitaria, como China y Corea del Sur, que, a base del buen uso de la información, la tecnología y la transparencia han ido saliendo de poco en poco de este dramático capitulo. 

Ningún otro brote en la historia ha podido ser rastreado e investigado con tanto nivel de detalle y casi en tiempo real. La tecnología y la investigación se han convertido en la mano derecha de la crisis del virus, tanto para combatir la expansión como para tratar de encontrar la vacuna o la cura.

La tecnología de vanguardia ha permitido que las autoridades y la población puedan colaborar para reducir la propagación del virus. La localización de los individuos contagiados proporcionada por el Gobierno se recopila en aplicaciones para móviles y páginas web. Los puntos de testeo drive-in, realizados sin necesidad de salir del automóvil, alivian la carga de los hospitales y minimizan el riesgo de contagio de los trabajadores sanitarios. 

Algunos instrumentos también utilizados son los drones que le hablaban a las personas de los riesgos de estar en la calle; el uso de robots desinfectantes; drones con cámaras térmicas; cascos inteligentes; software de reconocimiento fácil para combatir el Covid-19; robots repartidores de alimentos a las personas aisladas en cuarentena, evitando el contagio con otras personas.

China es el mayor productor mundial de dispositivos electrónicos y en sus plantas se fabrican miles de productos de todo tipo y para todas las grandes tecnológicas, es lógico que en su momento estas grandes empresas hayan temblado, sin embargo, poco a poco irán recuperando pérdidas. Algunas grandes tecnológicas como Yangtze Memory Technologies, fabricante respaldado por el estado de chips de memoria flash; TCL Corp, fabricantes de pantallas y televisores; BOE Technology Group Co Ltd, fabricante chino de pantallas, no pararon producción por su alta demanda. 

Otras tantas empresas del sector farmacéutico y de biotecnología han evolucionado derivado del brote en dicho país duplicando su valor, entre ellas están Jiangsu Sihuan Bioengineering Co, que se especializa en investigación, desarrollo, manufactura y distribución de medicamentos y suplementos biotecnológicos. Otras empresas más son Autobio Diagnostics, enfocada principalmente en el desarrollo, manufactura y ventas de productos para diagnósticos; Guangzhou Wondfo Biotech, compañía que manufactura tests para diagnósticos médicos; Jiangsu Bioperfectus Technologies, dedicada a desarrollar y vender kits de detección de influenza y otras enfermedades han adquirido avances importantes sobre su capitalización. 

Poco a poco, toda tecnología con potencial de ayudar en esta crisis está empezando a aportar su granito de arena de formas nunca antes vistas. Es por esto que la tecnología y la investigación se han convertido en la mano derecha de la crisis, tanto para combatir la expansión como para tratar de encontrar la cura. Por lo que recomiendo que si queremos salir pronto de esta crisis debemos de usar tecnología. Si esta no la tenemos en casa siempre hay manera de importarla de otros países. Veamos ´cómo opción que tecnologías tenemos capacidad de importar de China en aras de salir tan pronto como podamos de este triste capítulo. 

@GamboaSofia

Comenta